Especialistas de las misiones más difíciles


Lleve salud y esperanza a todo el mundo

Sacerdotes y hermanos oblatos en los Estados Unidos y otros 70 países están llevando a Dios al mundo y el mundo a Dios.

Novena a Nuestra Señora de las Nieves

De Venezuela a Houston

Ofrezca oraciones curativas

Apoyo espiritual

Envíe sus intenciones de oración

Los Misioneros Oblatos están aquí para rezar por usted, especialmente en los momentos difíciles. La oración puede darnos fuerza y valor.

candle icon
vela

Enciende una veladora

Encienda una veladora en el
Santuario Nacional de Nuestra Señora de las Nieves.

holy water icon
agua bendita

Agua de Lourdes

Reciba agua del milagroso lugar de peregrinación en Lourdes, Francia.

ebook icon
libro electronico

Libro electrónico del Rosario

Reciba nuestro libro electrónico “Cómo rezar el Rosario”.

libro electronico

Inscripciones

Comparta esperanza, consuelo y oración con sus seres queridos.

Misas desde nuestros Hogares Espirituales

Los siguientes son nuestros horarios de misas.

Santuario Nacional de Nuestra Señora de las Nieves

Lunes – Viernes: 7:30 am y 11:00 am
Sábado por la mañana: 9:00 am
Sábado Misa de Vigilia: 4:00 pm
Domingo: 9:30 y 11:30 am
Domingo: Santa Misa en Español 2:00 pm

La Gruta de Lourdes y el Tepeyac de San Antonio

Lunes – Viernes: 7:00 am
Lunes – Viernes: Misa en Español 12:00 pm
Sábado: 7:00 am
Sábado: Misa de Vigilia en Español 6:00 pm
Domingo: 9:00 am
Domingo: Santa Misa en Español 11:30 am

Reciba oraciones diarias

Este es el formulario que se encuentra en la página de inicio. (el gran cuadro azul de inscripción para la oración diaria)

Quienes somos

Los Misioneros Oblatos de María Inmaculada sirven a personas pobres y abandonadas en los Estados Unidos y en 70 países de todo el mundo. Proporcionamos comida a las personas sin hogar en Nueva Orleans, apoyo espiritual a los nativos americanos en la Reserva de la Tierra Blanca en Minnesota, refugio a las víctimas de desastres naturales en Haití y llevamos la Palabra de Dios a partes aisladas de Zambia. Nuestros ministerios son un testimonio del profundo efecto que el amor de Dios tiene en las comunidades a las que sirven.