Oración y lectura diarias 19/11

19 de noviembre de 2022

Audio de la oración diaria leída por el P. Uribe OMI

Dios de amor, somos tan rápidos para juzgar a los demás. Ayúdanos a vernos unos a otros como hermanos y hermanas en Cristo en lugar de extraños o enemigos. Ayúdanos a recordar que Tú nos has unido a todos por una razón. Quédate con nosotros mientras interactuamos unos con otros. Que podamos ver Tu rostro en todos los que nos encontremos. Amén.


Lucas 20: 27-40

Algunos saduceos, los que niegan que haya resurrección,
se adelantó e hizo esta pregunta a Jesús, diciendo:
“Maestro, Moisés nos escribió,
Si el hermano de alguien muere dejando esposa pero sin hijos,
su hermano debe tomar la esposa
y levantar descendencia a su hermano.

Ahora eran siete hermanos;
el primero se casó con una mujer pero murió sin hijos.
Entonces el segundo y el tercero se casaron con ella,
y asimismo los siete murieron sin hijos.
Finalmente la mujer también murió.
Ahora, en la resurrección, ¿de quién será esposa esa mujer?
Porque los siete habían estado casados con ella.”
Jesús les dijo:
“Los hijos de esta era se casan y se vuelven a casar;
pero aquellos que son considerados dignos de alcanzar la era venidera
y a la resurrección de los muertos
ni se casan ni se dan en matrimonio.
ya no pueden morir,
porque son como ángeles;
y ellos son los hijos de Dios
porque ellos son los que se levantarán.
Que los muertos resucitarán
incluso Moisés dio a conocer en el pasaje de la zarza,
cuando llamó 'Señor'
el Dios de Abraham, el Dios de Isaac y el Dios de Jacob;
y no es Dios de muertos, sino de vivos,
porque para él todos están vivos.”
Algunos de los escribas respondieron:
“Maestro, has respondido bien.”
Y ya no se atrevieron a preguntarle nada.


19 de Noviembre

Audio de la oración diaira leída por el p. Uribe, O.M.I. 

Dios de Amor, estamos tan acostumbrados a juzgar a los demás. Ayúdanos a ver a los demás como hermanos y hermanas en Cristo y no como extraños o enemigos. Ayúdanos a recordar que Tú nos ha reunido a todos por una razón. Acompáñanos mientras interactuamos con los demás. Que podamos ver tu rostro en todas las personas que encontramos. Amén.


Lc 20, 27-40 

En aquel tiempo, se acercaron a Jesús algunos saduceos. Como los saduceos niegan la resurrección de los muertos, le preguntaron: “Maestro, Moisés nos dejó escrito que si alguien tiene un hermano casado que muere sin haber tenido hijos, se case con la viuda para dar descendencia a su hermano. Hubo una vez siete hermanos, el mayor de los cuales se mató y murió sin dejar hijos. El segundo, el tercero y los demás, hasta el séptimo, tomado por esposa a la viuda y todos desaparecidos sin dejar sucesión. Por fin murio tambien la viuda. Ahora bien, cuando llegue la resurrección, ¿de cuál de ellos esposa la mujer, pues los siete fueron casados con ella?”

Jesús les dijo: “En esta vida, hombres y mujeres se casan, pero en la vida futura, los que sean juzgados dignos de ella y de la resurrección de los muertos, no se casarán ni podrá ya morir, porque serán como los ángeles e hijos de Dios, pues él los habrá resucitado.

Y que los muertos resucitan, el mismo Moisés lo indica en el episodio de la zarza, cuando llama al Señor, Dios de Abraham, Dios de Isaac, Dios de Jacob. Porque Dios no es Dios de muertos, sino de vivos, pues para él todos viven''.

Entonces, unos escribas le dijeron: “Maestro, ha hablado bien”. Y a partir de ese momento ya no se atrevieron a preguntarle nada.


Da el siguiente paso para fortalecer tu vida de oración

A todos nos vendría bien un poco de curación en nuestra vida. Y la oración es la mejor manera de comunicar nuestras necesidades a Dios.

Oraciones de sanación es un maravilloso libro de oraciones creado por los Misioneros Oblatos para todos aquellos que anhelan el poder sanador del Señor. Para estas personas, este libro de oraciones ha sido escrito con fe y esperanza de que, unidos en oración, todos podamos experimentar la sanación del cuerpo, la mente y el espíritu en todos los aspectos de nuestras vidas.