Oración y lectura diarias 24/11

24 de noviembre de 2022

Audio de la oración diaria leída por el P. Uribe OMI

¡Te doy gracias, mi Señor, por todas las bendiciones que he recibido! Perdóname por las veces que he olvidado agradecerte en oración por los dones que me has concedido. Bendice a todos los que no tienen familiares y amigos con quienes compartir este Día de Acción de Gracias. Bendice a aquellos que no tienen una comida abundante para compartir o un hogar que puedan llamar propio. Amén.


Lucas 17: 11-19

Mientras Jesús continuaba su viaje a Jerusalén,
viajó por Samaria y Galilea.
Al entrar en un pueblo, diez personas con lepra se encontraron con él.
Se pararon a distancia de él y alzaron la voz, diciendo:
“¡Jesús, Maestro! ¡Ten piedad de nosotros!
Y cuando los vio, dijo:
“Id, mostraos a los sacerdotes”.
Mientras iban, fueron limpiados. 
Y uno de ellos, al darse cuenta de que había sido sanado,
volvió, glorificando a Dios a gran voz;
y se postró a los pies de Jesús y le dio gracias. 
Él era un samaritano.
Jesús dijo en respuesta,
“Diez fueron limpiados, ¿no es así?
donde estan los otros nueve? 
¿Nadie sino este extranjero ha vuelto para dar gracias a Dios? 
Entonces le dijo: “Levántate y vete;
tu fe te ha salvado.”


24 de noviembre

Audio de la oración diaira leída por el p. Uribe, O.M.I. 

¡Te doy gracias, mi Señor, por todas las bendiciones que recibió! Perdóname por las veces que he olvidado agradecerte en oración por los dones que me ha concedido. Bendice a todos los que no tienen familiares y amigos con quienes comparten este Día de Acción de Gracias. Y bendice a aquellos que no tienen una comida abundante para compartir o un hogar que puedan llamar propio. Amén.


Lc 17, 11-19

En aquel tiempo, cuando Jesús iba de camino a Jerusalén, pasó entre Samaria y Galilea. Estaba cerca de un pueblo, cuando le salieron al encuentro diez leprosos, los cuales se detuvieron a lo lejos ya gritos le decían: “Jesús, maestro, ten compasión de nosotros”.

Al verlos, Jesús les dijo: “Vayan a presentarse a los sacerdotes”. Mientras iban de camino, quedaron limpios de la lepra.

Uno de ellos, al ver que estaba curado, volvió, alabando a Dios en voz alta, se postró a los pies de Jesús y le dio las gracias. Ése era un samaritano. Entonces dijo Jesús: “¿No eran diez los que quedaron limpios? ¿Dónde están los otros nueve? ¿No ha habido nadie, fuera de este extranjero, que volviera para dar gloria a Dios?” Después le dijo al samaritano: “Levántate y vete. Tu fe te ha salvado”.


Da el siguiente paso para fortalecer tu vida de oración

A todos nos vendría bien un poco de curación en nuestra vida. Y la oración es la mejor manera de comunicar nuestras necesidades a Dios.

Oraciones de sanación es un maravilloso libro de oraciones creado por los Misioneros Oblatos para todos aquellos que anhelan el poder sanador del Señor. Para estas personas, este libro de oraciones ha sido escrito con fe y esperanza de que, unidos en oración, todos podamos experimentar la sanación del cuerpo, la mente y el espíritu en todos los aspectos de nuestras vidas.