Reflexión de Cuaresma para el 19/3

Solemnidad de San José

La Oración del Día

Amado Dios y Padre, Tuviste la complacencia de darnos el brillante ejemplo de la Sagrada Familia. Concédenos bondadosamente que podamos imitarlos en la práctica de las virtudes de la vida familiar y en los vínculos de la caridad, y así deleitarnos algún día en las recompensas eternas. Renuévanos en Cristo y transfórmanos en Tu familia. Amén


Lectura de las Escrituras

2 Samuel 7:4-5a, 12-14a, 16; Romanos 4:13, 16-18, 22; Mateo 1:16, 18-21, 24a
(Haga clic para las lecuras de hoy)

Cita de las Escrituras

2 Samuel 7:5a, 14a

[Dios dijo:]
“Ve a decir a mi siervo David…”
seré para él un padre,
y él será para mí un hijo.


Reflexión

Jesús es totalmente humano y totalmente divino. Dios es Su Padre. Pero José fue el padre de Jesús en la tierra. Estuvo en el establo durante el nacimiento de Jesús. Presentó a Jesús en el Templo de Jerusalén cuarenta días después. Condujo a su familia a Egipto para eludir al rey Herodes. Llevó a su familia al Templo para la Pascua y se preocupó cuando él y María no pudieron encontrar a Jesús, de doce años, durante tres días. José enseñó a Jesús su oficio de carpintero.

El Papa Francisco escribe en su Carta Apostólica del 8 de diciembre de 2020, que declaró el comienzo del Año de San José, < https://www.vatican.va/content/francesco/es/apost_letters/documents/papa- francesco-letera-ap_20201208_patris-corde.html:

“Cada uno de nosotros puede descubrir en José, el hombre que pasa desapercibido, una presencia cotidiana, discreta y escondida, un intercesor, un apoyo y una guía en tiempos de dificultad. San José nos recuerda que quienes aparecen ocultos o en la sombra pueden desempeñar un papel incomparable en la historia de la salvación. … José actuó como padre durante toda su vida. Los padres no nacen, sino que se hacen. Un hombre no se convierte en padre simplemente por traer un hijo al mundo, sino por asumir la responsabilidad de cuidar de ese niño. Siempre que un hombre acepta la responsabilidad de la vida de otro, de alguna manera se convierte en padre para esa persona”.

Salve, custodio del Redentor
y esposo de la Virgen María.
A ti Dios confió a su Hijo,
en ti María depositó su confianza,
contigo Cristo se forjó como hombre.
Oh, bienaventurado José,
muéstrate padre también a nosotros
y guíanos en el camino de la vida.
Concédenos gracia, misericordia y valentía,
y defiéndenos de todo mal. Amén

Preguntas de Reflexión

¿Cómo puedo ser obediente a Dios así como a mis hermanos y hermanas de forma que podamos mejorar nuestras vidas?

Como San José, ¿puedo actuar como guía para otros cuando están en problemas?


Extractos del Leccionario de la Misa para uso en las diócesis de los Estados Unidos de América, segunda edición típica © 2001, 1998, 1997, 1986, 1970 Confraternidad de la Doctrina Cristiana, Inc., Washington, DC. Utilizado con permiso. Todos los derechos reservados. Ninguna parte de este texto puede ser reproducida por ningún medio sin el permiso por escrito del propietario de los derechos de autor.