Reflexión de Cuaresma para el 29/3

Viernes Santo de la Pasión del Señor

La Oración del Día

Señor Jesús, hay algo asombroso en Tu silencio. Guardaste silencio mientras Herodes se burlaba de ti y te escupía. Guardaste silencio mientras Pilato te interrogaba. Guardaste silencio mientras la multitud pedía tu muerte. Cuando rompiste Tu silencio, Señor, fue para enseñarnos por última vez Tu mensaje de perdón. Tu misión de salvación fue cumplida. Enséñanos cuándo guardar silencio y cuándo hablar. Amén


Lectura de las Escrituras

Isaías 52:13-53:12; Hebreos 4:14-5:9; Juan 18:1–19:42
(Haga clic para las lecuras de hoy)

Cita de las Escrituras

Juan 18:11

Pero Jesús dijo a Pedro:
“¿No debo beber esta cáliz de amargura que el Padre me ha preparado?”


Reflexión

En este Viernes Santo, los Cristianos encontramos una explicación para el misterio de la muerte y la vida que nunca seríamos capaces de comprender utilizando únicamente nuestras facultades humanas. La Palabra de Dios nos revela el misterio.


En la primera lectura de Isaías, vemos en Jesús un Siervo de Dios personal que recorre el doloroso camino de la cruz y la muerte. El Siervo encuentra un significado de salvación a su dolor en un diálogo amoroso con Dios. Ese significado es entregarse a la muerte para "quitar los pecados de muchos y ganar el perdón por sus ofensas".


En el doloroso drama de la Lectura de la Pasión, vemos que Jesús nunca pierde el contacto con su Padre: “Padre mío, si es posible, pase de mí este cáliz… Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has desamparado?… Padre , en tus manos encomiendo mi espíritu”. Y es en este diálogo con su Padre donde Jesús descubre el significado de lo que fue, en apariencia, un fracaso.
Todos temblamos ante la idea de tener que enfrentarnos solos a la muerte. La presencia de un ser querido nos da consuelo y fortaleza para superar esta prueba. La presencia de Dios y de Jesús nuestro Salvador nos hace descubrir el significado que debe tener nuestro dolor y nuestra muerte. Dios siempre estará a nuestro lado. En un diálogo sincero y amoroso con Dios, recuperaremos nuevamente la esperanza.

Preguntas de Reflexión

¿Cómo reflexiono y doy gracias por el sacrificio máximo que Jesús hizo por nosotros y por el mundo?

¿Cómo puedo ser más digno de recibir Tus dones?


Extractos del Leccionario de la Misa para uso en las diócesis de los Estados Unidos de América, segunda edición típica © 2001, 1998, 1997, 1986, 1970 Confraternidad de la Doctrina Cristiana, Inc., Washington, DC. Utilizado con permiso. Todos los derechos reservados. Ninguna parte de este texto puede ser reproducida por ningún medio sin el permiso por escrito del propietario de los derechos de autor.