El Zapato Queda En Tijuana

Cientos de niños caminan cómodamente en Tijuana, BC, México gracias a una asociación entre los Misioneros Oblatos y God's Children Global.
r. Jesse Esqueda, O.M.I., Superior of the Oblate mission in Tijuana, was introduced to Jorje Villaseñor, founder of God’s Children Global,Hace unos dos años, el P. Jesse Esqueda, OMI, Superior de la misión Oblata en Tijuana, conoció a Jorje Villaseñor, fundador de God's Children Global, una organización sin fines de lucro enfocada principalmente en ayudar a los niños pobres en Tijuana. Los dos hombres se dieron cuenta de que compartían el objetivo común de ayudar a los más pobres de los pobres.
Villaseñor dijo que su espiritualidad se despertó durante un retiro de jóvenes similar a los retiros realizados por los Oblatos en Tijuana. Fundó God's Children Global en agosto de 2017 y ha proporcionado zapatos, juguetes y otros artículos a más de 700 niños en Tijuana. Además, más de 200 familias han recibido alimentos, mantas, lonas y otras necesidades de la organización en los últimos dos años.
Recientemente, voluntarios de God's Children Global visitaron a familias en la misión de los Oblatos. Una familia tenía 11 hijos que acababan de perder a su madre por cáncer de mama. God's Children Global pudo proporcionar a la familia alimentos, suministros y una estufa mucho mejor.
Hundreds of children are walking in comfort in Tijuana, B.C., Mexico thanks to a partnership between the Missionary Oblates and God’s Children Global.El padre Jesse señaló que sin benefactores como God's Children Global, los oblatos no podrían satisfacer las necesidades físicas y espirituales de miles de personas cada año.
Los Oblatos distribuyen anualmente 50.000 canastas de alimentos a las familias más pobres de su vasto vecindario. Miles de personas también reciben servicios médicos y dentales en la clínica oblata cada año. El año pasado los Oblatos entregaron más de 130 becas a estudiantes de la comunidad que pronto serán médicos, dentistas, abogados, ingenieros, psicólogos y otros profesionales.
“Damos gracias a Dios por todos nuestros benefactores que son parte de nuestra familia oblata en Tijuana”, dijo el p. Jesse. “Con la ayuda de Dios y tu ayuda estamos transformando comunidades”.
“We thank God for all of our benefactors who are part of our Oblate family in Tijuana,” said Fr. Jesse. “With God’s help and your help we are transforming communities.”