Una Invitación Para La Novena Del Día De Nuestra Madre

Desde su cruz, Jesús miró a María y le dijo a su discípulo Juan: “Ahí tienes a tu madre”. (Juan 19:26-27). A través de su último acto, Jesús confirmó cuán importante era su madre para él.

Los Misioneros Oblatos de María Inmaculada tienen una afinidad especial con María y buscan su intercesión todos los días.

Mayo está tradicionalmente dedicado a honrar a María como Madre de Dios y Madre de la Iglesia.

Los invito a unirse a mis hermanos Oblatos y a mí en oración para honrar a Nuestra Santísima Madre y a las mujeres especiales en su vida inscribiéndose para recibir nuestra Novena del Día de la Madre del 6 al 14 de mayo.

Mis hermanos Oblatos y yo esperamos rezar esta Novena con ustedes y por ustedes.